Más hipocresía y el negocio del orgonite

octubre 20, 2008

El blog Trinity’s Eyes, después de las críticas acusándole de blog nazi (opinión que comparto), ha optado por cambiar su cabecera por una más hipócrita y cínica que la anterior. 

 

 

En la cabecera se afirma que el susodicho blog no tiene filosofía (aunque sin acento) ni afiliación. Supongo que su objetivo con esa afirmación era el de desmentir cualquier vinculación del blog con la ideología nazi. Algo un tanto difícil de conseguir en un blog lleno de negacionistas del holocausto y antisemitas.

 

La otra afirmación es que lo expuesto no va a misa, sino a debate.

No deja de sorprenderme su gran cinismo. Es por lo menos patético que este blog afirme que en él se producen debates y hay libertad de expresión, cuando cualquier comentario que no siga las opiniones del mismo es borrado. A esto hay que sumarle que desde ese mismo blog han partido campañas para cerrar otros que no comparten su ideología (recordemos cómo AVI/Jesús Torres Toledo cerró mi blog).

 

Por lo visto, el cinismo y la hipocresía son moneda de cambio en los blogs conspiranoicos, y más últimamente. Quizás cambie su modo de ver cuando sus páginas sean cerradas por apología del nazismo, negacionismo del holocausto o amenazas (no olvidemos mi anterior post).

 

Fuera cual fuera el motivo del cierre, la red no perdería nada importante. Y más ancho de banda para los demás, que falta hace. 

 

Pasemos a otro tema, el negocio del orgonite.

 

Recordemos que el orgonite y sus derivados tienen muchos, muchísimos usos, desde curar enfermedades hasta eliminar el orgón negativo, pasando por “giftear” antenas y evitar la formación de “chemtrails”.

 

Bueno, estos son sus efectos teóricos y defendidos como reales por los activistas anti-chemtrails, chamanes y magufos varios. En la realidad el orgonite no es más que un amasijo de piedras, resina y metal, de olor poco agradable y engorrosa manufactura. 

 

Hoy es noticia el orgonite porque Jesús Torres Toledo (AVI), es el distribuidor en España de dispositivos de orgonite. En otras palabras, vende orgonite. Y no precisamente barato.

Mediante esta espiral New Age presente en la parte baja de su foro, accedemos a su web de venta (a la que no pienso hacer publicidad).

 

Esto me lleva a una conclusión muy simple.

 

Paranoicos preocupados por chemtrails imaginarios > paranoicos se quieren defender > alguien les dice que se pueden defender con orgonite > ese alguien les vende orgonite.

 

Así queda bastante más claro el por qué de este foro sobre chemtrails, verdad?


Es peligrosa la paranoia?

octubre 18, 2008

Últimamente es preocupante la temática que están enfocando algunos blogs y sus comentarios. 

Me refiero a blogs paranoicos que hacen referencia a la violencia, al nazismo y al antisemitismo (apoyando a los tres conceptos). Veamos unos ejemplos (las negritas son mías).

 

los que actuan, sabiendo que va en contra del bien y de la moral, los que saben que sus jefes son los malos: estos son los verdaderos hijos de puta, asi de explicito lo digo. estos miserables seres no merecen vivir, estan contribuyendo a la destruccion del planeta sabiendo lo que hay por detras…

 

Sólo acierta cuando dice que a los judíos no los queremos

 

vosotros parami soys soldados de la quinta colunna como yo!

 

 

Pero si somos todos los blogs quienes nos unimos, no habrá debunker que se atreva. Y el que salte, golpe de palo.

Saludos Guerrilleros

 

Nosotros luchamos del lado de la VERDAD y la LUZ, y ellos luchan del lado de la MENTIRA y la OSCURIDAD; y unas cuantas cosas están claras: ni estamos chalados, ni somos tres gatos como quien dice, ni vamos a rendirnos a sus planes sin luchar antes; asi que gentuza del NOM y compañía: TENEIS LA BATALLA PERDIDA DE ANTEMANO.

 

Cuidaros y seguid luchando en esta batalla en la que hemos decidido tomar parte.

 

Todos estos comentarios han sido copiados textualmente de blogs conspiranoicos como Trinity a Tierra o Trinity’s Eyes. Esperemos que estas ideas violentas no pasen del papel. 

 

Quiero aprovechar esta entrada para publicar mi nombre, que es Carlos Fernández. A diferencia de cualquier conspiranoico, yo no tengo miedo de exponer mi nombre, ya que no hago nada ilegal ni reprochable. 

 

Es triste, pero muy posiblemente la mayoría de conspiranoicos se seguirán considerando valientes aún y ser los únicos que conservan el anonimato.

 


Recopilación de nubes y la profecía de octubre

octubre 17, 2008

Aquí expongo una breve recopilación de fotografías bélicas (WWII, 1939-1945), en las que se aprecian nubes que los conspiranoicos tacharían de fumigadas o modificadas por HAARP. Nubes así siempre han existido, y estas fotografías nos recuerdan que ya en los años 40 los aviadores tenían que codearse con ellas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cambiando de tema…

Creo que es el momento de decir en voz alta lo que todos sabemos.:

 

Otra vez más, los magufos y conspiranoicos se han vuelto a equivocar. Estamos en pleno octubre, ya ha pasado el día 14 y no ha habido ni invasión extraterrestre ni ley marcial. Y la WWIII no la hemos visto ni de refilón.

 


La evolución y las supersticiones

agosto 14, 2008

Un fanático es alguien que no puede cambiar de mentalidad y no quiere cambiar de tema.

Winston Churchill

Hoy voy a tratar dos importantes temas (bueno, para mí…): la evolución y la superstición.

La evolución biológica

Qué es la evolución biológica? Nuestra amiga Wikipedia nos saca de dudas:

La evolución biológica es el proceso continuo de transformación de las especies a través de cambios producidos en sucesivas generaciones, y que se ve reflejado en el cambio de las frecuencias alélicas de una población.

Generalmente se denomina evolución a cualquier proceso de cambio en el tiempo. En el contexto de las Ciencias de la vida, la evolución es un cambio en el perfil genético de una población de individuos, que puede llevar a la aparición de nuevas especies, a la adaptación a distintos ambientes o a la aparición de novedades evolutivas.

La ya célebre teoría de la evolución no es más que una explicación al cómo y al por qué de la evolución biológica.

Pero esta teoría, como cualquiera, ha recibido críticas. La gran (enorme, aberrantemente enorme) mayoría de ellas tienen un origen religioso o no-científico. Pero hoy ya sabemos que la teoría de la evolución tiene efectos visibles en la realidad. Exacto, pruebas. Vamos a ver unas pocas.

Las pruebas biogeográficas:

Hoy en día nos encontramos con especies que nos indican una evolución aislada, por ejemplo, en islas y grandes continentes alejados de otros (Australia). Por ejemplo, nos encontramos monos en África y en América del Sur, pero diferentes. Esto demuestra que, si bien compartieron antepasados comunes, el aislamiento les hizo evolucionar en diferentes direcciones.

Las pruebas paleontológicas:

Algunas veces son encontrados eslabones perdidos entre dos grupos de seres vivos, como el Archaeopteryx con los reptiles y las aves.

Otro claro ejemplo es la bien documentada evolución del caballo, desde el pequeño Hyracotherium hasta el caballo actual. El registro fósil nos muestra cómo la especie fue evolucionando desde hace 50 millones de años hasta, progresivamente, llegar a ser los caballos que conocemos hoy.

Las pruebas embriológicas:

Cualquiera que sepa algo de biología (aunque sea a un nivel muy básico) sabrá que diferentes especies del reino animal, en estado embrionario, comparten muchas semejanzas.

Estas semejanzas demuestran que todas las especies tuvieron un ancestro genético común, que dicta el desarrollo embrionario en las primeras fases.

Entonces, por qué tendríamos que creer algo como el creacionismo, que no tiene pruebas y que choca frontalmente con la teoría de la evolución, que sí las tiene? Pues está claro, por fe….fe ciega, concretamente.

Las supersticiones:

Qué son las supersticiones? Otra vez, Wikipedia dixit:

Superstición ( <latín: superstitio < super-stare: “permanecer sobre“); es una creencia por la que el individuo cree que pueden alterar el destino o la suerte propia o de una persona.

Por lo tanto, usando esta definición (que es totalmente válida), podemos catalogar a la religión como a una superstición más, ya que las grandes religiones promulgan que gracias a nuestros actos podemos cambiar nuestro destino.

Al fin y al cabo, qué diferencias hay entre una superstición como creer que tendremos mala suerte si rompemos un espejo y creer que iremos al infierno si no somos buenos cristianos?

Mucha gente cree en el cristianismo y en otras religiones, pero ya sabemos que esto no determina que una creencia sea válida o no. La superstición del espejo no se basa en libros, sino en tradición oral. Pero sabiendo que no hay indicios de que la Biblia fuera la palabra del señor, nos concontramos con lo mismo.

La religión católica cuenta con catedrales, iglesias, ciudades enteras, mientras que el espejo no. Pero, si erigiéramos catedrales dedicadas al espejo, le rezásemos y le adorásemos, pasaría a ser cierta la superstición?

Ya sabemos que no. Creo que ya no hay dudas sobre que las bases para llamar a la religión superstición son válidas.


La importancia de las fuentes

agosto 14, 2008

Por todos es conocida la…credibilidad de los contenidos de Trinity a Tierra, con artículos como el de la Tierra hueca, por mencionar sólo uno de los más relevantes. Pero ahora podemos ver realmente qué criterio usa para seleccionar los vídeos y contenido que publica: ninguno.

Hoy nos podemos encontrar esto en la portada de su web:

El final de Internet: ¿Pagarías un duro por leer a Trinity?

Aquí está la información que hemos comentado en el foro y que los excépticos, que son legión, se niegan a aceptar. Lamentablemente, la acepten o no, estamos aquí. Y esto podría evitarse sólo si corremos la voz y hacemos algo por organizarnos en contra de la que nos viene encima.

Primero podríamos pensar que se trata de un vídeo hecho por otro grupo conspiranoico más, pero algo no cuadra, verdad? Vamos a ver qué es.

Cuando accedemos al canal de este grupo en Youtube, ya se nos promete ver a la “presentadora” del primer vídeo desnuda a cambio de mandar una subscripción a su canal de Youtube. Bueno, parece que les funciona, son el 17 canal con más subscripciones. Sigamos.

Podemos acceder a otros de sus vídeos, como éste (el primero que hace referencia a Ipower):

Con este vídeo creo que quedan despejadas las dudas de si este canal es algo que pretende informar seriamente o sencillamente provocar una sonrisa (a veces es mejor lo segundo).

Pero, qué es Ipower? Su traducción sería “yo muevo” o “funciona gracias a mí”, y se trata de una web donde compartir vídeos, chatear y hacer amigos, esto es, una red social. Desde su página de información podemos ver que el equipo de Ipower está formado por cinco personas, también actuando bajo en nombre de movieLOL.

Para quien aún no sepa el significado de LOL, en la jerga de internet sería algo así como “partiéndome la caja”. Esto remarca más aún que no pretende ser más que una comunidad, no una agencia de información.


El creacionismo hace llorar a mi mono

agosto 12, 2008

Este blog nació con el objetivo de desmitificar la existencia los chemtrails, supuestas estelas químicas dejadas por aviones a reacción, que enferman a la población, la controlan mentalmente y la modifican genéticamente (esto SÍ que es Renault Ocasión).

Pero, al fin y al cabo, qué es un blog? Un pequeño espacio en internet donde expones tus ideas, opiniones y vivencias, o ese es la definición más general. Por lo tanto, un artículo sobre mi forma de ver el ateísmo no creo que tuviera nada de malo, aunque no siga la temática general de este blog.

Pues bien, vamos a ello.

Qué es un ateo?

Según la Wikipedia:

El término ateísmo, en su noción etimológica, se refiere a la falta de creencia en la existencia de cualquier dios, que es la definición más aceptada en su propio ámbito filosófico. Sin embargo, existen otras definiciones más o menos amplias del término, en su mayoría surgidas de la cultura popular.

Esa sería una descripción perfectamente válida, pero tenemos que tener en cuenta que hay diferentes tipos de ateísmo, dependiendo de los pensamientos del ateo respecto a la religión y los dioses.

Ateísmo Fuerte o Positivo: esta clase de ateísmo niega la existencia de dioses, apoyándose en razones varias. No da posibilidades gratuitas a la existencia de un ser sobrenatural como es un dios. Por lo tanto, sería correcto decir que para un ateísta (o ateo) fuerte, los dioses no existen hasta que se encuentran pruebas de lo contrario, o un razonamiento lógico que lleve a esa conclusión.

En este grupo se encuentran personajes como Ludwig Feuerbach o Karl Marx.

Ateísmo Débil o Escéptico: los ateos pertenecientes a este grupo no niegan la existencia de Dios, sino que, sencillamente, no la toman como algo real.

Ateísmo agnóstico: este ateísmo no niega explícitamente la existencia de los dioses, sino que niega únicamente el conocimiento de su existencia, y por esta razón, muchos ateístas no los clasifican como ateos.

Uno de los múltiples símbolos del ateísmo.

Ahora que tenemos clara la definición de ateísmo, voy a narrar lo que realmente conozco mejor, mi relación personal con el ateísmo. Aquí empieza mi parrafada autobiográfica, tambiñen conocida como el tocho.

Nací en un estado laico como es España, aunque rodeado de fuertes creencias religiosas. De niño asistí a bodas, comuniones, incluso fui algún día a acompañar a la abuela a misa.

La iglesia me era igual de indiferente que un hospital o un ayuntamiento. Lo veía como un edificio donde la gente decía lo mismo, leyendo un libro, y pensaba que sería por algo.

Un día, cuando ya había madurado algo intelectualmente (entre los 9 y 14 años, no lo recuerdo exactamente), mis padres me contaron qué era la religión. Me dijeron que algunas personas creían en un Dios, algunas en Alá, otras en Jesucristo, y bastantes más.  Me explicaron los milagros que se le atribuían al profeta, qué se hacía en las iglesias, qué era la Biblia, el por qué de las bodas y comuniones a las que había asistido.

También me contaron qué es el bautizo, y que yo no estaba bautizado. Yo ya sabía que no había hecho la comunión, pero también desconocía la razón por las que mis amigos la hacían, recibiendo relojes nuevos, y yo no.

En ese momento me explicaron que ahora ya sabía lo que era la religión, y que si no me habían bautizado ni había hecho la comunión era por la sencilla razón de que querían que yo, cuando creciera, tomara la decisión de hacerlo o no. No quisieron imponerme nada. Pero también me recordaron que, aunque decidiera no creer en ninguna religión, tenía que respetarlas, ya que las creencias son algo que cada uno adopta, y que nadie tiene derecho a imponer las suyas a los demás.

Pasaron los años, y la verdad es que yo no le daba mucha importancia al tema de la religión. Seguí sin bautizar y sin hacer la comunión, pero no era algo que me preocupara. No es que hubiera tomado la decisión de no creer en ningún dios, sencillamente, no había visto por qué tendría que creer. En esos tiempos aún creía en fantasmas y espíritus, supongo que como cualquier niño. Pasaron más años, y el miedo a la oscuridad y a lo que hay bajo la cama se fueron diluyendo progresivamente.

Antes de llegar a la plena madurez psíquica ( o casi…creo que algunas cosas nunca maduran del todo), realmente no le daba importancia a los mormones que venían a llamar a mi puerta, ni a los fanáticos que venían a salvarme del infierno.

Pero desde hace algunos años sí que le doy importancia. Ahora mismo me defino como ateo fuerte, no creo ni en dioses ni en seres paranormales, y niego su existencia. Poco a poco me di cuenta de que la superstición permite a la gente pensar de una forma irracional, que lleva a algo realmente peligroso. Pero antes, se hace necesaria una definición más.

La ciencia.

Realmente, qué es la ciencia? Muchos creyentes que me he encontrado y que me han intentado “alejar de una senda que me lleva derecho al infierno”, creen que para los ateos es como un dios, atribuyéndole cualidades humanas (personificación), llamándola a veces inmoral, aberrante o, sencillamente, mala.

La ciencia (del latín scientia, “conocimiento“) es el conocimiento sistematizado elaborado mediante observaciones, razonamientos y pruebas metódicamente organizados. La ciencia utiliza diferentes métodos y técnicas para la adquisición y organización de conocimientos sobre la estructura de un conjunto de hechos objetivos y accesibles a varios observadores. La aplicación de esos métodos y conocimientos conduce a la generación de más conocimiento objetivo en forma de predicciones concretas, cuantitativas y comprobables referidas a hechos observables pasados, presentes y futuros. Con frecuencia esas predicciones pueden formularse mediante razonamientos y estructurarse como reglas o leyes universales, que dan cuenta del comportamiento de un sistema y predicen cómo actuará dicho sistema en determinadas circunstancias.

Fuente: Wikipedia. Creo que me estoy volviendo un copypaster…

Por lo tanto, como vemos la ciencia no es mala. Usando el método científico podemos tanto encontrar solución a algunas enfermedades como calcular la trayectoria de un proyectil. Como muchas otras cosas, la ciencia no es buena o mala, pero se puede usar para hacer tanto para hacer descubrimientos que beneficien a la humanidad (penicilina, la bombilla, medicina, medios de transporte…), como para encontrar formas más rápidas para terminar con el prójimo (ametralladoras, bombas, armamento en general). Como ya he dicho, no depende de la ciencia, que es sólo un concepto, sino de la intención de las personas, y el objetivo que éstas busquen.

Aquí es donde retomo el hilo de mi pequeña narración autobiográfica.

Poco a poco me di cuenta de que, a medida que pasaban los años, sucedía algo que no encajaba. Mientras que la ciencia, basada en evidencias y en el razonamiento lógico, cada vez avanzaba con más velocidad, dando a la gente de a pie nuevos coches, nuevos tratamientos, nuevos ordenadores y nuevos móviles, cada vez se publicaban más libros de temática paranormal, religiosa o New Age.

En ese momento ya había asimilado la religión como otra forma de creencia en fenómenos paranormales, ya que precisamente es lo que es, la creencia en un ser superior, incorpóreo y del que no se puede obtener pruebas de su existencia.

no-jesus

Equiparar dioses y seres paranormales no es un error, ya que están en el mismo plano.

Entonces me informé, busqué y encontré algunas cosas preocupantes. Sin ir más lejos, un cuarto de la población europea no se declara religiosa, y sólo un 5% se define como plenamente ateo. Este dato en sí no es preocupante, pero lo que sí lo es es que en muchísimas escuelas norteamericanas e inglesas (para nombrar dos países), se enseña evolucionismo y creacionismo en las mismas clases, con los mismos libros de texto, equiparando una teoría con un mito. En teoría así el alumno elige, pero con la enorme mayoría católica de ambos países, no es muy difícil pensar en los resultados.

Llegados a este punto, bastantes lectores (supongo que muchos) se preguntaran qué tiene de malo creer en una religión, sea la que sea. Creo que puedo resumirlo en unos pocos puntos.

1. Aceptar a un Dios como creador absoluto nos impide aceptar que la Tierra, como el resto del universo, tienen una edad de billones de años y que su creación fue de origen cósmico, con todo lo que deriva de ello. De la misma forma, el hecho de aceptar el creacionismo como válido nos obliga a dejar de lado la teoría de la evolución (de la que hay literalmente toneladas de pruebas), y, otra vez, todo lo que de ella se deriva.

Es precisamente la teoría de la evolución la que nos puede mostrar de dónde venimos y a dónde vamos, aunque nos queden incógnitas. El aceptar a un Dios como creador absoluto nos exime de pensar en ello, ya que entonces aceptamos que fuimos creados por Él y toda su creación existe por su voluntad.

Esto, aunque parezca una tontería para algunos, a muchos les cierra las puertas a investigar sobre este mundo, adentrándose en uno de fantasía.

2. Abandonar la lógica es abandonar el espíritu del hombre. No en el sentido literal, evidentemente, pero la naturaleza humana se basa en gran parte en preguntarse el por qué de las cosas, para comprender el mundo que nos rodea y a nosotros mismos. De aquí nació el método científico, para poder encontrar respuestas válidas con el máximo de fiabilidad. El hecho de aceptar una creencia irracional que responda a la mayoría de preguntas que nos hagamos con mitos y leyendas, es algo que, otra vez, nos aleja de la realidad y nos da unas respuestas que no son reales, por lo que volvemos a lo mismo: se deja la razón de lado y se acepta lo irracional como normal.

3. El hecho de poner a la misma altura la ciencia y una superstición no es que sea inadecuado, es peligroso. Es como intentar poner razón e irracionalidad al mismo nivel, dándoles la misma credibilidad y confianza.

El mundo no está pasando por una de sus mejores épocas, y en las décadas siguientes no creo que la tendencia vaya a disminuir. Hoy en día, el mundo puede vivir inmerso en la religión, creyendo que no es tan importante esta vida y este mundo como el paraíso y la vida después de la muerte. O el mundo puede enfrentarse a la realidad, afrontar los problemas e intentar superarlos, porque la única vida es esta, y es corta.

Lo que quiero dar a entender es que aunque no esté en juego el destino del mundo, la religión tiene que separarse completamente de la ciencia. Hoy en día podemos vivir sin religión, pero no sin ciencia. En cierta forma estamos volviendo al medievo, con sus supersticiones y creencias, pero con teléfonos móviles y armas nucleares.

Llegado este momento, creo que el lector tendrá clara las razones de mi postura.

De aquí creo que puedo sacar unas conclusiones personales:


Hoy en día creer en un dios no es necesario y, más aún, es algo que atenta directamente contra la lógica y la razón, fundamentales para obtener conclusiones válidas.

No es permisible que una creencia basada en supersticiones y mitos pase por delante de la ciencia y la razón.

Sería realmente muy conveniente no dar a los niños ningún tipo de educación religiosa en las escuelas, ya que puede llevarles a confundir un mito con la realidad.

Tiene que retirarse la absurda idea de que ciencia y religión pueden convivir, ya que son polos opuestos, y no precisamente de los que se atraen.

No es conveniente tratar a la religión como algo más que un mito, ya que esto puede generar la falsa imagen de que es algo más que justamente eso, un mito.

Aquí acaba este pequeño artículo sobre el ateísmo. Quiero dejar claro que esta es mi visión y experiencia personal con el ateísmo, y que una opinión no puede ser tomada como regla, sino sólo como referencia. Cuando tenga algo de tiempo explicaré en profundidad las causas y razonamientos que me llevan al ateísmo.


Post Scriptum: con este artículo no pretendo ofender a nadie, es triste que tenga que escribir esto pero ya sé lo que suele pasar. No tengo nada personalmente en contra de los seguidores de cualquier religión, de hecho tengo amigos religiosos. Pero estoy rotundamente en contra de quienes quieren imponer sus creencias a los demás, y con más razón si son irracionales.