Más hipocresía y el negocio del orgonite

octubre 20, 2008

El blog Trinity’s Eyes, después de las críticas acusándole de blog nazi (opinión que comparto), ha optado por cambiar su cabecera por una más hipócrita y cínica que la anterior. 

 

 

En la cabecera se afirma que el susodicho blog no tiene filosofía (aunque sin acento) ni afiliación. Supongo que su objetivo con esa afirmación era el de desmentir cualquier vinculación del blog con la ideología nazi. Algo un tanto difícil de conseguir en un blog lleno de negacionistas del holocausto y antisemitas.

 

La otra afirmación es que lo expuesto no va a misa, sino a debate.

No deja de sorprenderme su gran cinismo. Es por lo menos patético que este blog afirme que en él se producen debates y hay libertad de expresión, cuando cualquier comentario que no siga las opiniones del mismo es borrado. A esto hay que sumarle que desde ese mismo blog han partido campañas para cerrar otros que no comparten su ideología (recordemos cómo AVI/Jesús Torres Toledo cerró mi blog).

 

Por lo visto, el cinismo y la hipocresía son moneda de cambio en los blogs conspiranoicos, y más últimamente. Quizás cambie su modo de ver cuando sus páginas sean cerradas por apología del nazismo, negacionismo del holocausto o amenazas (no olvidemos mi anterior post).

 

Fuera cual fuera el motivo del cierre, la red no perdería nada importante. Y más ancho de banda para los demás, que falta hace. 

 

Pasemos a otro tema, el negocio del orgonite.

 

Recordemos que el orgonite y sus derivados tienen muchos, muchísimos usos, desde curar enfermedades hasta eliminar el orgón negativo, pasando por “giftear” antenas y evitar la formación de “chemtrails”.

 

Bueno, estos son sus efectos teóricos y defendidos como reales por los activistas anti-chemtrails, chamanes y magufos varios. En la realidad el orgonite no es más que un amasijo de piedras, resina y metal, de olor poco agradable y engorrosa manufactura. 

 

Hoy es noticia el orgonite porque Jesús Torres Toledo (AVI), es el distribuidor en España de dispositivos de orgonite. En otras palabras, vende orgonite. Y no precisamente barato.

Mediante esta espiral New Age presente en la parte baja de su foro, accedemos a su web de venta (a la que no pienso hacer publicidad).

 

Esto me lleva a una conclusión muy simple.

 

Paranoicos preocupados por chemtrails imaginarios > paranoicos se quieren defender > alguien les dice que se pueden defender con orgonite > ese alguien les vende orgonite.

 

Así queda bastante más claro el por qué de este foro sobre chemtrails, verdad?


Es peligrosa la paranoia?

octubre 18, 2008

Últimamente es preocupante la temática que están enfocando algunos blogs y sus comentarios. 

Me refiero a blogs paranoicos que hacen referencia a la violencia, al nazismo y al antisemitismo (apoyando a los tres conceptos). Veamos unos ejemplos (las negritas son mías).

 

los que actuan, sabiendo que va en contra del bien y de la moral, los que saben que sus jefes son los malos: estos son los verdaderos hijos de puta, asi de explicito lo digo. estos miserables seres no merecen vivir, estan contribuyendo a la destruccion del planeta sabiendo lo que hay por detras…

 

Sólo acierta cuando dice que a los judíos no los queremos

 

vosotros parami soys soldados de la quinta colunna como yo!

 

 

Pero si somos todos los blogs quienes nos unimos, no habrá debunker que se atreva. Y el que salte, golpe de palo.

Saludos Guerrilleros

 

Nosotros luchamos del lado de la VERDAD y la LUZ, y ellos luchan del lado de la MENTIRA y la OSCURIDAD; y unas cuantas cosas están claras: ni estamos chalados, ni somos tres gatos como quien dice, ni vamos a rendirnos a sus planes sin luchar antes; asi que gentuza del NOM y compañía: TENEIS LA BATALLA PERDIDA DE ANTEMANO.

 

Cuidaros y seguid luchando en esta batalla en la que hemos decidido tomar parte.

 

Todos estos comentarios han sido copiados textualmente de blogs conspiranoicos como Trinity a Tierra o Trinity’s Eyes. Esperemos que estas ideas violentas no pasen del papel. 

 

Quiero aprovechar esta entrada para publicar mi nombre, que es Carlos Fernández. A diferencia de cualquier conspiranoico, yo no tengo miedo de exponer mi nombre, ya que no hago nada ilegal ni reprochable. 

 

Es triste, pero muy posiblemente la mayoría de conspiranoicos se seguirán considerando valientes aún y ser los únicos que conservan el anonimato.