La prueba del telémetro: otro fraude

noviembre 20, 2008

Para empezar, diré que esta prueba no es tal. Evidentemente, tengo mis razones para ello.

La prueba.

La prueba en sí era sencilla. Mediante un telémetro láser, se enfocaba a un avión dejando contrails (mal llamados chemtrails), y así se podía comprobar si su altitud de vuelo era inferior a 8000 metros (a partir de esta altura los contrails son más comunes).

Vídeo:

rf

Después de ver lo que se mostraba en él, me formulé bastantes preguntas.

Como sería extremamente raro observar contrails a la altitud marcada por el telémetro (menos en climas extremos, claro), mi primera impresión fue que era un montaje. El posterior análisis del vídeo lo demuestra.

Lo primero que me hizo dudar de la autenticidad del vídeo fue el vídeo en sí. El telémetro no tiene cámera incorporada, y la imagen es demasiado nítida como para que haya sido tomada usando una cámera acoplada al telémetro.

Pero como no conozco al completo el funcionamiento del telémetro, prefiero no tomar como especialmente relevante el hecho de que la imagen sea tan nítida. Aún y así, hay un par de cosas que destapan el fraude.

La primera es que, mientras que el telémetro apunta precisamente al avión y que éste (supuestamente) vuela a menos de 1500 metros, el telémetro obtiene sólo una señal baja (low en inglés).

Cabe esperar esto de un telémetro de calidad, con un alcance máximo de hasta 4000 metros (más de dos veces la distancia medida en el vídeo), y usado en un día claro? La respuesta es no.

Para quienes aún crean en las casualidades, les voy a enseñar algo que termina de demostrar que el vídeo es un montaje.

Según el vídeo, el avión vuela a 1347 metros. Un avión de pasajeros a velocidad de crucero (unos 800km/h) recorre 222,22 metros cada segundo (si alguien quiere el cálculo necesario lo añadiré, lo he omitido por ser sencillo).

Por lo tanto, según el vídeo, tenemos un avión que se mueve a 222,22m/s, a poco más de un kilómetro de nuestra cabeza. Dado que el tiempo de exposición del avión es de 50 segundos, el avión habrá recorrido 11,1km.

Si el avión realmente hubiera recorrido esa distancia a esa altitud (casi 10 veces más pequeña que la distancia recorrida), el vídeo tendría que mostrar el avión acercándose y alejándose, por lo que la cámera tendría que enfocar de manera que también se viera el suelo.

Pero en el vídeo vemos un avión que aparenta estar siempre en la vertical del observador (o muy próximo).

Por las razones anteriormente mencionadas, puedo afirmar con total seguridad que el vídeo es un fraude. Por lo tanto, los 3799 euros que ha costado el telémetro no han servido para nada.

Como diría una máquina tragaperras…inserte su moneda e inténtelo de nuevo.

Anuncios

Análisis de un vídeo sobre chemtrails

septiembre 5, 2008

Hoy me he topado con un vídeo sobre los chemtrails que voy a analizar por considerarlo estereotípico. Reúne los principales puntos de los vídeos sobre chemtrails, que a mi entender son estos:

 

1. Abundancia de fotografías de supuestos chemtrails, en algunos momentos usadas masivamente.

 

2. Intento de crear alarma y/o intriga mediante la música, el texto y la cambinación de ambos.

 

3. Uso de noticias a su conveniencia. Recordemos que, aunque el MAE considera los medios de comunicación como totalmente desinformadores, no dudan en usar las noticias que les convienen, aunque procedan de estos propios medios.

 

4. Desinformación pura. Uso de afirmaciones sin ninguna base, que se toman como verdades absolutas.

 

El vídeo utiliza más recursos, como ya veremos, pero estos son los más comunes en vídeos sobre chemtrails, y también están presentes en éste, como ahora veremos.

A partir de aquí empieza en análisis propiamente dicho, usando capturas de los momentos más representativos del vídeo.

 

 

Desde los primeros segundos del vídeo ya vemos cómo el autor intenta crear un ambiente de misterio. Además, colocando esta pregunta justo al principio del vídeo, invita al visionador a aceptar que la modificación climática es posible, de manera que el resto del vídeo no sea tomado como una tontería.

 

La existencia de este tratado no demuestra que esas armas estén desarrolladas. Por otra parte, la existencia de los chemtrails sería más creíble si este tratado no existiera, ya que cualquier país que desarrolle armas de este tipo puede ser penado por la ONU.

 

 

Aquí veo conveniente hacer varias aclaraciones. Primero, que estas patentes son para dispersar sustancias, pero no por los motores. Segundo, que estas patentes, otra vez, no demuestran nada. Una patente es eso, una patente, que puede ser construida o no, dependiendo de las necesidades. Y de momento no hay patente de ninguna máquina capaz de fumigar tal y como el MAE afirma que los aviones fumigan. 

 

Aquí tenemos la primera patente. El autor del vídeo parece que no ha prestado mucha atención a la patente, ya que muy posiblemente no hará referencia a dispersar polvo, sino a otras sustancias. Tampoco ha prestado mucha atención a su ortografía, por lo que interpretaré disfracción como dispersión.

 

Esta es la segunda patente que nos encontramos en el vídeo. Lo mismo que con la primera, no es nada anormal ni con capacidades para fumigar a la población tal y como el MAE anuncia. Como aclaración ortográfica, el autor supongo que no se refería a dispersión atmosférica con óxido de aluminio, si no a dispersión atmosférica de óxido de aluminio.

 

Esta es la última patente mostrada en el vídeo, otro dispositivo para fumigar campos.

 

Después de este momento, en el vídeo se nos muestran dos noticias sobre la modificación de la meteorología local en China, con motivo de los Juegos Olímpicos. Hay una gran diferencia entre eliminar unas pocas nubes a escala local para que no llueva y controlar el clima, pero, como veremos más adelante, el MAE no ve la diferencia.

 

A partir de esta escena, en el vídeo podemos ver una noticia sobre cómo Rusia usa aviones para esparcir sustancias químicas en eventos importantes, para evitar que llueva. Es una tecnología similar a la que usó China en los Juegos Olímpicos para evitar que lloviera a escala local.

 

Después de esta noticia nos encontramos este texto, combinado con fotografías de contrails (según el autor del vídeo, chemtrails).

 

Pero nuestros políticos no juegan limpio

y nos mienten con un provocado cambio climático

no provocado por el CO2 ni por el calentamiento del sol

sino por muchos aviones NO comerciales que nos sobrevuelan a diario

fumigando nuestras nubes para que no llueva

aviones que vuelan en formación

y a la misma altura uno dejan estelas y otros no

parando las fumigaciones según sus necesidades

y transgrediendo toda norma establecida en la aviación civil

Volando peligrosamente juntos e incluso cruzandose

 

A continuación de este texto se muestra otro con el eslógan Despierta abre los ojos, y el vídeo termina.

 

Leamos cuidadosamente el texto, y encontraremos afirmaciones sin ningún fundamento, como en cualquier vídeo de chemtrails.

 

Pero nuestros políticos no juegan limpio y nos mienten con un provocado cambio climático

 

El cambio climático es una realidad, la temperatura de la Tierra está aumentando y el hombre es uno de los factores que provocan este aumento. 

Es curioso, los magufos y conspiranoicos usan el cambio climático totalmente a su conveniencia, a veces afirmando que la temperatura aumenta por las fumigaciones, mientras que en otras ocasiones la Tierra se está enfriando y el calentamiento global es una mantira para sacarnos dinero. 

 

No provocado por el C02 ni por el calentamiento del sol, sino por muchos aviones NO comerciales que nos sobrevuelan a diario, fumigando nuestras nubes para que no llueva.

 

Aquí el autor del vídeo ya está haciendo afirmaciones sin fundamento, y mintiendo descaradamente. La grandiosa mayoría de los aviones que vemos son comerciales, y como tales transportan carga y pasajeros. Otra vez, el MAE miente, y sin dar ni una prueba de lo que dice.

 

Aviones que vuelan en formación, y a la misma altura unos dejan estelas y otros no, parando las fumigaciones según sus necesidades.

 

Para cualquier conspiranoico que dos aviones vuelen en paralelo o uno detrás de otro (aunque sea a diferentes alturas) ya es signo de que vuelan en formación (para fumigar, claro). Como ya expliqué en mi primer artículo, dos aviones volando a la misma altura pueden compartir o no la formación de estelas, y éstas pueden interrumpirse. 

Como apunte decir que saber si un avión vuela más alto que otro a ojímetro es prácticamente imposible.

 

Y transgrediendo toda norma establecida en la aviación civil, volando peligrosamente juntos e incluso cruzándose.

 

Primero, el autor afirma que estos aviones transgreden todas las normas establecidas por aviación civil, pero curiosamente no da ni un ejemplo. Segundo, los aviones comerciales pueden cruzarse y colar juntos siempre respetando unas distancias mínimas, que no se pueden medir fácilmente desde el suelo, por lo menos a ojímetro.